• Dom. Dic 5th, 2021

Doula, el apoyo en la futura maternidad

Pornoticiasfrescas

Ene 25, 2021

Doula, la palabra que encuentra su origen en la reputada gaceta médica New England Medical Journal que publicó una investigación en los años ochenta efectuado por los doctor. Klaus y Kenon en un enorme centro de salud público de Guatemala. Se percataron por estadística, el coste de las cesáreas era muy elevado.

Para procurar solucionar el inconveniente efectuaron un estudio: de manera aleatoria se asignaron a voluntarias que habían sido tenido hijos, con experiencia en nacimientos, a fin de que las atendiesen a lo largo de su trabajo de parto, y otras fueron asignadas al personal sanitario, como era frecuente. Comprobaron que las mujeres del primer conjunto precisaron muchas menos intervenciones.

Repitieron el estudio en Houston, Texas, con mujeres de clase baja, esencialmente emigrantes mexicanas y portorriqueñas, y los resultados fueron muy afines. Volvieron a  efectuar con mujeres americanas de clase media, con diferentes resultados. Cuando publicaron estos estudios, no hallaban la palabra conveniente para designar a la mujer que acompaña al parto, y escogieron el palabra heleno “doula”.

Es una palabra que procede del heleno viejo y que significa esclava o bien sirviente en una enorme casa, y que seguramente asistía a la mujer primordial de la casa a lo largo de su proceso de parto. Mas, realmente, puesto que este palabra significa literalmente esclava, en ambientes helenos se prefiere emplear el nombre “paramana doula”, que tiene un sentido más próximo al que se busca.

¿Qué es una doula?

Una doula es una mujer, por lo general, ampliamente experimentada en proporcionar ayuda al nacimiento que ofrece el apoyo progresivo, información y apoyo sensible y físico, a las mujeres embarazadas, ya antes, a lo largo de y inmediatamente después del parto.

Las doulas acompañan asistiendo a las mujeres en el proceso del embarazo y en el momento de dar a luz en centros de salud, y también en sus propios domicilios.

Labores que puede efectuar una doula:

  • Objetivos para el parto tal como cualquier duda y miedo.
  • Da un complemento to a la información recibida en las clases de preparación al parto por la parte de la partera o matrona.
  • Hace un seguimiento de todo el proceso del parto y el dolor y sugiere ideas para progresar el confort convenientes a las circunstancias.
  • Sugiere formas para aguantar el dolor y facilitar el parto en cooperación con el personal sanitario.
  • Supervisa los deseos de la madre, respecto la forma en la que esta quiere que se desarrolle  el proceso del parto en frente de intervenciones no deseadas.
  • Coopera con una partera en la atención del alumbramiento en casa.
  • Respeta las decisiones de privacidad de la mujer de parto.
  • Da apoyo y seguridad a la parturienta a su pareja y a otros miembros de la familia.
  • Tras la llegada del bebé, ayuda por medio de los protocolos del posparto.
  • Facilita el establecimiento temprano de la lactancia materna.
  • Coopera en el cuidado de la casa y del resto hermanos para sosegar a la nueva madre y liberarla de cargas.

Entre los beneficios que aporta la doula, demostradas por estadística, encontramos:

  • Reducción en cesáreas
  • Parto más corto
  • Menos solicitudes de epidural
  • Menos empleo de oxitocina sintética
  • Menos empleo de calmantes
  • Menos empleo de fórceps
  • Mejora el vínculo progenitores-bebé
  • Menos inconvenientes con la lactancia
  • Menor incidencia de depresión posparto

Doulas, matronas y médicos La matrona y el médico pueden proveer todo el cuidado preciso para una mujer y su bebé a lo largo de todo el embarazo, nacimiento y tras él. Tienen todos y cada uno de los conocimientos y el equipo preciso para aconsejar de cualquier desviación de la normalidad y actuar en consecuencia. El cometido de la partera es entregar soporte físico y sensible a lo largo de la experiencia del nacimiento utilizando sus conocimientos y habilidades en educación, consejo y promoción de la salud. La doula provee de cuidados sensibles y asistencia práctica a la mujer y a su familia ya antes, a lo largo de y tras el parto.

Puede ofrecer información, consejo y soporte, mas no está cualificada para desarrollar ninguna labor clínica. No obstante, puede tener extensos conocimientos sobre masaje, reflexología, homeopatía y lactancia. Es la persona escogida por la mujer y/o la pareja para resguardarles en su experiencia del nacimiento y asistirles en su transición cara la maternidad y paternidad.

Su trabajo procede de la labor que de forma tradicional efectuaban otras mujeres de la familia o bien del vecindario (como se hace en muchas etnias aún). La doula asimismo es la persona que resguarda a la mujer a fin de que se respeten sus deseos, facilitando la comunicación entre ella y las comadres y médicos. Entre los aspectos que diferencia el papel de la doula es su cuidado progresivo. Cuando el trabajo de parto comienza, está al lado de la mujer hasta el final.

Todas y cada una de las necesidades se han establecido y se ha acordado por adelantado de qué forma la doula puede asistir a la mujer en el parto y tras él, con el nuevo bebé.

Es muy frecuentemente, que las matronas no disponen de todo el tiempo, que  una futura madre necesita, para percibir, enseñar y guiar a la mujer en su entrada a la maternidad.

La doula si puede volcar su tiempo y dedicar múltiples horas al día ayudándola en el proceso de la lactancia, o bien labores de apoyo.

La doula puede negociar con la madre cierta flexibilidad a fin de que le deje cumplir con las necesidades de su familia, algo que ciertas comadres asimismo desearían.

Debido a la carencia de tiempo y dedicación de los médicos y matronas, los progenitores tienden a consultar más a la persona con la que han tenido más relación y contacto, la doula, cuyos conocimientos pueden no ser tan extensos y precisos como los de un médico o bien matrona, que han cursado múltiples años de estudios universitarios.

En los cursos para doulas, el conjunto recomienda de forma encarecida no enfrentarse a ninguna resolución médica, aunque la labor de la doula la vigilancia de los deseos e interés de futura madre.

El enfrentamiento está servido cuando los profesionales médicos o bien matronas deciden hacer algo, como un rasurado, enema o bien episiotomía.

Frecuentemente, las prácticas hospitalarias prosiguen más un protocolo establecido que una resolución tomada conforme la situación particular. La doula debe saber distinguir estas situaciones de aquellas en que hay un peligro real, sin enfrentarse con el personal sanitario, notificando y dando apoyo incesante a la madre.

De forma tradicional, las matronas eran las guardianas de un parto normal. Mujeres con experiencia que muchas veces eran vecinas o amigas de la familia.

Aun en ciertos casos las parteras no desean proveer a las mujeres el género de soporte que precisan a fin de que tengan las mayores ocasiones para un parto normal.

Las mujeres que se sienten seguras en resguardar un parto normal están comenzando a acrecentar el volumen de sus solicitudes.

Asimismo ciertas matronas no están conformes con el papel actual entre las  mujeres embarazadas y doulas.

Ciertas doulas son viejas matronas o bien madres que sienten la necesidad de hacer algo para proteger la fisiología normal del embarazo, parto y postparto y primeros días del bebé, frente a la desmedida medicalización y también intervención actual.

¿Se va a sentir el padre apartado frente a la presencia de una doula? Ni muchísimo menos.

En general, los futuros progenitores reciben la ayuda de la doula de con gran agrado pues no todos están preparados para ser asistentes en el parto y encuentran en la doula un gran apoyo. En el caso de los padres que cada vez son más, que si están preparados para atender a sus mujeres en el acompañamiento del parto, la doula ejerce un apoyo importante para ambos.

La doula no desplaza a la pareja en el nacimiento, lo que hace es aliviar la tensión. Se convierte en la vocal ante los profesionales médicos de los deseos de la madre y el padre y de su ambiente, es decir otros pequeños, casa, resto de la familia, etcétera) a fin de que pueda hacer lo que hace mejor: quererla.

Una doula es una persona, en general una mujer, que notifica y acompaña en el proceso de llegada de la maternidad. Hoy día no hay una capacitación reglada y si bien en numerosos países europeos sea algo frecuente e inclusive esté cubierto por la seguridad social, en España la profesión no está oficialmente reconocida por el momento.

Como doula es recomendable estar informada y actualizarse, pues deberá administrar información médica y de protocolos sanitarios. La doula no aconseja, no lleva a la mujer a tomar decisiones que ella no quiera, no recomienda ni interviene.

Nunca juzgará la resolución de la mujer. Simplemente le brinda acompañamiento y apoyo. En ocasiones se comete el fallo de meditar que la doula solo va a acompañar partos “naturales”, cuando se debe respetar la resolución de la mujer sea como sea.

La doula no interviene. Existen diferentes tipos doulas y de funciones que pueden desempeñar, de preconcepción, de infertilidad, de embarazo, de parto, de posparto y también de pérdida.

Ciertas acompañan en todos los procesos y otras se especializan y acompañan solo en uno o bien múltiples.

Existen estudios que han probado que el apoyo sensible de la doula a la familia tiene beneficios a lo largo del parto, como reducción en un cincuenta por ciento de cesáreas, un cuarenta por ciento en empleo de fórceps, un sesenta por ciento del empleo de epidural o bien que acorta en un veinticinco por ciento la duración de los partos.

En el momento de seleccionar una doula se pueden tener en consideración cuestiones pero lo más importante es que se cree de forma natural un buen vinculo que cree un ambiente de confianza y armonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *