• Sáb. May 14th, 2022

Contenido, ortografía y reputación

Pornoticiasfrescas

May 15, 2021

Aunque parezca mentira, tu contenido, ortografía y reputación tienen más importancia de la que le prestamos. Ya hemos escuchado que “el contenido es el rey” y cómo, a raíz del nuevo algoritmo de Google, ahora el marketing de contenidos resulta más relevante.

Pero, si ese contenido contiene faltas de ortografía, ¿no crees que podría verse afectada tu reputación o la de tu empresa?

Os cuento esto porque precisamente me ocurrió algo parecido hace unos días, pero gracias a que nos dimos cuenta a tiempo, no hubo que lamentarse.

El caso concreto sucedió cuando el título del artículo que escribí para otro medio empezaba así, “¿Porqué no…?”, en vez de “¿Por qué no…? Evidentemente, la falta de ortografía se basa en este caso en la ausencia de un espacio y no en un error ortográfico que pudiera ser más alarmante.

Ello no quita que escribiera un artículo y se publicara con el título mal escrito, y eso, queramos o no, causa o puede causar una muy mala impresión. ¿Afecta ello a nuestra reputación? Dependerá de la persona que lo lea y la importancia que le otorgue, pero para mí en este caso, es imperioso que no vuelva a suceder.

Un error de este tipo puede pasar desapercibido…o no. Algo tan sencillo como esto, puede ser la diferencia entre que contraten tus servicios o que generes una venta, de ahí que cuando vayamos a publicar un contenido, estemos seguros de que está bien escrito.

Así, una vez nos dimos cuenta del error, se cambió el título del artículo, y los enlaces que se habían compartido en las distintas redes sociales se corrigieron por el nuevo enlace con el título correcto. En este caso, no hubo que lamentar problemas de reputación dada la inmediatez en la corrección y a la monitorización que se estaba haciendo en ese momento, pero no dudo que en caso de no haberlo hecho, hubiéramos tenido una mala imagen que podría dañar nuestra reputación.

Causas

Si me pongo a pensar en las causas que me llevaron a cometer ese error, podría encontrar las siguientes, aunque seguramente me deje otras por el camino:

  • El post lo escribí durante el trabajo entre tarea y tarea, lo que tal vez significó que no estuviera centrado al 100% en lo que estaba haciendo.
  • Unido a lo anterior, en la misma habitación estaba con varias personas más, lo que pudo haberme distraído de la tarea que estaba haciendo.
  • Hacer el artículo en una situación de trabajo en la que tienes varias tareas pendientes, tal vez no fuera la opción más correcta al estar mi cabeza en varios sitios a la vez.
  • Por último, pero lo que considero más importante: El post lo escribí en dos días (no lo terminé un día y dejé el final para el día siguiente), por lo que el segundo día me limité a terminarlo creyendo que lo anterior estaba correcto. El fallo estuvo en no revisarlo completamente antes de haberlo publicado.

Recomendaciones

Como de todo se aprende la lección, pues he decidido aplicarme una serie de recomendaciones para que no me vuelva a suceder, las cuales, quiero compartir con vosotros:

  • Céntrate sólo y exclusivamente en lo que vayas a escribir. Puesto que no será fácil, deberás elegir aquel momento en el que sepas que estás liberado de responsabilidades o preocupaciones (a mí por ejemplo, me gusta escribir recién levantado).
  • Intenta que tu alrededor no te distraiga de tu tarea, como pueden ser personas, animales, ruido o incluso tu móvil.
  • A ser posible, escribe en un ambiente que te relaje, como puede ser escuchando la música que te guste o escribiendo en el parque.
  • Escribe sin prisa y cuando estés inspirado. No permitas que el hecho de escribir te suponga una obligación, sino que debes conseguir escribir cuando te encuentres relajado contigo mismo y no tensionado.
  • Y por supuesto, antes de publicarlo, hazle una completa revisión a todo el texto (si, incluido el título :)) para que no se te pase ningún error ortográfico y todo esté correcto.

Dicho esto, y aprendida la lección por mi parte, espero que no vuelva a sucederme (y que no os pase a vosotros) y quiero pensar que cuando vayáis a escribir, vais a tener en cuenta estos hechos para que vuestra imagen y reputación no se vea afectada.

Si te ha ocurrido algo parecido, te has sentido identificado o en algún momento alguien te ha dicho algo como “perdona, pero he visto que tienes un error en el post y estaría bien que lo corrigieras”, me gustaría que nos lo contaras.

Todo lo que sean experiencias y vivencias personales nos ayudarán a crecer a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.