• Lun. Sep 26th, 2022

    La copa menstrual: la nueva forma de higiene íntima que te hará olvidarte de las compresas

    Pornoticiasfrescas

    Sep 4, 2022

    Cada vez son más las mujeres que se pasan a las copas menstruales. A diferencia de otros métodos de higiene femenina para el período menstrual, son reutilizables, duraderos, ecológicos y mucho más económicos a la larga.

    La copa menstrual es un producto de higiene femenina que ha revolucionado el mercado. Fue creado para acompañar a la mujer durante su ciclo menstrual y permitirle estar activa de forma cómoda y segura. Así que puedes olvidarte de él hasta por 12 horas.  

    Además, es una alternativa económica, discreta y de gran calidad. A diferencia de los métodos tradicionales, este recoge el flujo menstrual, por lo que es menos invasivo, reutilizable y respetuoso con el cuerpo y el medio ambiente. Todo ello lo convierte en el aliado perfecto para las mujeres que menstrúan. ¿Quieres saber más sobre las mejores copas menstruales? ¡Sigue leyendo!

    ¿Qué es una copa menstrual?

    Una copa menstrual es un producto de higiene femenina. Por tanto, su finalidad principal es recoger el sangrado que se produce durante el ciclo menstrual. Una alternativa a las compresas y tampones. Es un recipiente pequeño que tiene forma de taza. Hecho de material flexible, se puede insertar en la vagina. Es precisamente en el cuello uterino donde recoge flujo, que luego es extraído. Tiene un borde superior que se adapta a la pared, crea un vacío para no desplazarse. Debajo de la copa hay un tallo o palito para facilitar la extracción de la copa.

    ¿Cómo se usa una copa menstrual?

    Como te hemos explicado anteriormente, la copa se inserta en la vagina y se retira para vaciarla. Para simplificar, el proceso se describe a continuación:

    • Lo primero que tienes que hacer es lavarte las manos. Luego busca una posición cómoda y relajada. Te recomendamos que dobles las rodillas y separes las piernas, o pon una pierna en alto. Dobla la copa con un diámetro más estrecho en la parte superior para facilitar la inserción. La copa se introduce a través del canal vaginal con ayuda de tu dedo como si introdujeras un tampón. Suelte la copa cuando esté completamente insertada. Es posible que escuche un sonido que indica adaptación a la pared cervical. Podrás comprobar que está bien puesta tirando del tallo un pelín para abajo. 

    Para extraerte la copa puedes seguir los siguientes pasos:

    • Recuerda lavarte las manos primero para retirar tu copa y póngase cómoda. Tome el tallo inferior y síguelo suavemente hasta que toque el fondo de la copa. Presiona la base con el dedo para liberar el efecto vacío y retírala suavemente. Una vez fuera, deshazte del contenido por el inodoro. Finalmente, lava la copa y así podrás reutilizar.

    ¿Cómo se limpia una copa menstrual?

    A diferencia de otros productos desechables, las copas menstruales deben limpiarse cada vez que se vacían. También deben esterilizarse al comienzo de cada ciclo menstrual. Después vaciado en el inodoro y lava la copa con agua corriente sin usar jabón. Si no está en casa, lleve agua embotellada y límpiala así. Es importante desinfectar la copa menstrual al inicio de la menstruación. De esta forma, aseguramos la ausencia de microorganismos. Aquí te dejamos dos sugerencias para esterilizar tus copas: 

    • Cazuela: Hierve el agua en una olla pequeña y coloque la copa durante 2-3 minutos. Retírala con cuidado y enfríala. 
    • Microondas: Coloca un recipiente con agua en el microondas y coloca el vaso dentro. Pon el temporizador a 2-3 minutos. Ten cuidado al retirar el vaso ya que estará muy caliente y deja enfriar durante al menos 1 minuto en la encimera. 

    ¿Cuáles son los riesgos de usar una copa menstrual?

    La copa menstrual es una opción segura. Desde su creación, ha sido respaldada su uso por científicos y por organizaciones internacionales de todo el mundo. Aún así siempre hay algunos riesgos que debes saber. Voy a enumerar los principales riesgos más comunes para que puedas evitarlos. 

    • Dolor o malestar en tu vagina: Suele pasar por una inserción incorrecta con la copa. 
    • Suciedad: Puede haber fugas durante el uso de la copa. En realidad, hay dos posibles razones cuando existen dichas fugas, un tamaño inadecuado o una puesta incorrecta. 
    • Reacciones en la piel: Algunas copas de látex pueden causar reacciones alérgicas. Intente elegir copas hechas de materiales hipoalergénicos. 
    • Anticonceptivos: las copas menstruales generalmente son compatibles con anticonceptivos como los DIU. Sin embargo, el DIU tiene un hilo largo que se puede enganchar a la copa y moverse. 
    • Shock tóxico: es un fenómeno asociado con el uso de tampones. Un riesgo que existe, pero no ha sido confirmado por el uso de la copa menstrual. 

    ¿Cuándo podemos usar una copa menstrual?

    ¡Cualquier momento es ideal! Porque el flujo menstrual no para. Una copa se puede usar de día y de noche, durante el deporte o el trabajo. Lo mejor es que se adapta a ti ya que apenas tiene contraindicaciones. A continuación, te presentamos algunas de las dudas más comunes sobre su uso.  

    • ¿Qué pasa si soy virgen? Recordemos que la virginidad se asocia con la presencia de un himen. La membrana en la entrada a la vagina. Pero en realidad, el himen no se elimina, solo se remodela. Además, cuando las adolescentes comienzan a menstruar, sus períodos se vuelven más débiles o casi inexistentes. Sin embargo, en caso de duda, puede consultar a un experto. 
    • ¿Puedo tener sexo con una copa menstrual? Primero, debemos aclarar que las copas no son anticonceptivos. Tampoco reduce las posibilidades de contraer una ETS. Por otro lado, ten en cuenta que la copa es flexible y suave al tacto, pero no todas recomiendan usarla cuando practicas sexo con penetración. 

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.